Wednesday, February 11, 2009

Distancia, tiempo y velocidad III...

Hoy escuché varias buenas frases filosóficas que son material de un siguiente post... por ahora recordé lo mucho que me gusta la física porque la filosofía y yo, no tendemos a llevarnos muy bien que digamos...

En el tiempo dejé olvidada la explicación científica mediante la física clásica, de lo que es el tiempo, material básico de la maldición del Padre Cronos.

En los anteriores posts de física blogueriana, vimos la primera parte de nuestra ecuación matemática que, insisto, resulta completamente aplicable a nuestra vida diaria...1.- v = d / t (velocidad es igual a distancia sobre tiempo o distancia entre el tiempo)Recordando que la v es la velocidad, la d es la distancia y t es tiempoLuego, en un lapso entre los fines de semana cuando estaba la NFL, pude escribir acerca de la segunda variante en la fórmula, [ d = v . t ] 2.- d = v . t (distancia es igual a velocidad por tiempo)

Ahora, finalmente es tiempo de analizar la fórmula final [ t = d / v ]
3.- t = d / v (tiempo es igual a la distancia dividida entre la velocidad)

Suspiro antes de comenzar... la inspiración es corta pero suficiente para comenzar a jugar al escritor...

El tiempo es el gran recurso ilimitado de los seres humanos... es una paradoja en sí mismo porque tenemos todo el tiempo del mundo (pero no la paciencia para emplearlo) y resulta que, si perdemos el tiempo, es imposible recuperarlo. Entonces, donde queda el tener todo el tiempo del mundo??

Estas fórmulas de física son aplicables a nuestra vida diaria, el tiempo es uno de los factores que mueven, determinan el rumbo y definen el mundo... la humanidad basa su historia, sus ciclos, sus enseñanzas y progresos, así como sus enormes fracasos en los periodos que delimitan épocas, etapas, imperios, la vida misma.

Según la física, el tiempo puede obtenerse de conocer la velocidad a la cual se traslada un objeto, desde el punto A hacia el punto B así como la distancia que hay entre éstos dos puntos... parece simple, lo es, pero nos empeñamos en complicarlo todo...

Si un auto recorre una distancia de 100 kilómetros a una velocidad de 100 kilómetros por hora, entonces bastará con dividir los 100 kilómetros de distancia entre los 100 kilómetros de velocidad, lo que nos dará un resultado de 1 hora...

Esta fue la explicación más sencilla... ahora viene lo bueno.

Cuanto tiempo pasa entre tus manos, cuantas horas pasan sin que te des cuenta cuando estás muy entretenido sobre todo, en alguna actividad que te gusta??

Cuántas veces te ha ocurrido que cuando estás con esa persona tan especial las horas pasan y apenas te parece o les parece que han pasado unos pocos minutos?? Eso me ha pasado infinidad de veces... es tremendo y horrible darte cuenta que las 3 o 4 horas que pasaste en una excelente compañía, apenas te parecieron unos miserables y hermosos minutos... simplemente no es justo!!!

Por el contrario, también existe la otra cara de la moneda... cuando estás en una actividad aburrida, fastidiosa, que no te gusta y que te estresa... muchas veces los minutos pasan tan lentos como una tortuga y es muy desesperante estar vigilando al reloj para contemplar el paso de unos minutos en lo que te parecen horas... esto tampoco es muy justo que digamos!!

En estos ejemplos, no es posible determinar el tiempo con la física clásica blogueriana, por ello debemos recurrir a la explicación metafísica del campo esotérico y comprender que, el tiempo es relativo y se percibe de manera diferente según nuestro estado de ánimo.

Tal parece que fuese ayer, o tan sólo el año pasado, cuando podía escribir todos los días, tenía mucho tiempo para mí, para pensar, leer, escribir, amar.. ahora me siento afortunado si tengo media hora para mis asuntos personales.

La percepción y el premio es distinto... mi infancia y adolescencia ya se fueron... mi temprana juventud es un vívido recuerdo tan fresco que la escuela me recuerda mis obligaciones. Mi perdida de tiempo, mi castigo de no poder recuperarlo jamás y no hacer muchas cosas que siempre quise... es ahora donde veo que el tiempo es la maldición que el Padre Cronos lanzó a sus hijos los dioses y con ello, la inevitable pérdida de la existencia en algún momento de la vida misma.

El tiempo puede disfrutarse al máximo sólo cuando te dedicas a vivir intensamente... la metafísica y la relatividad se llevan de la mano para enseñarnos que el tiempo es el recurso más preciado que tienes, no es eterno para tu disposición, pero quien lo usa sabiamente puede disfrutarlo tanto que logrará voltear las injusticias que fueron nuestro ejemplo y al final, la física nos habrá demostrado que siempre puede llevarse de la mano con el campo esotérico para guiar nuestro camino hacia el Tao correcto.
Es tiempo de tantas cosas... inclusive de descansar

1 Comments:

Blogger A menina daqui said...

Un Dragón muy sabio, una vez, me ha dicho que el tiempo es el revés de la eternidad!!;)

Lindo texto!!!

Beijos

7:13 PM  

Post a Comment

<< Home

Mirando luces neon